Budapest en Invierno

¿Estás deseando visitar Budapest en invierno pero no sabes si sería mejor hacerlo en verano? ¿O quizás es justo al revés? Se acerca el calor y Hungría es el destino que has elegido para tu siguiente escapada pero… has visto algunas fotos tan impresionantes de Budapest en invierno que te están entrando serias dudas de cuál es la decisión acertada.

En cualquier caso vamos a intentar ayudarte a tomar la mejor decisión. Y para eso hemos creado una lista sencilla pero muy clara con las ventajas e inconvenientes de visitar Budapest en invierno o hacerlo en verano.

Visitar Budapest en invierno

Pista patinaje sobre hielo de Budapest
Pista de patinaje sobre hielo de Budapest.

Ventajas

  • Disfrutarás de esa sensación indescriptible de estar metido en un baño termal a 36ºC y cuando la temperatura ambiente baja de los 0ºC.
  • Aunque hay turistas, la afluencia de turismo que visita Budapest en invierno es menor que en verano.
  • Las batallas de bolas de nieve que podrás hacer con tu pareja o amigos con los que viajes van a ser muy divertidas.
  • Comerte un buen Goulash. Visitar Budapest en invierno tiene como ventaja que este plato caliente típico de Hungría entra como nunca.

Inconvenientes

  • Llenarás la maleta muy rápidamente por culpa de la ropa de abrigo y las botas que seguro que vas a necesitar.
  • Otro inconveniente de tener que dedicarle mucho espacio a la ropa es que no podrás traer todos esos recuerdos que te gustaría.
  • Anochece muy pronto, por lo que si vas en invierno dispondrás de menos horas de luz para conocer Budapest.
  • El frío hará que tengas que buscar refugio cada cierto tiempo. Deberás combinar actividades al aire libre con otras bajo techo.

Visitar Budapest en verano

Imagen de la Isla Margarita de Budapest en verano.

Ventajas

  • Disfrutarás aún más de la vida nocturna y los Ruin Bars por el agradable clima. Los días son lo suficientemente largos como para no tener que madrugar en exceso.
  • Los parques de la ciudad están esperándote para pasar la tarde en sus zonas verdes.
  • En agosto se celebra el popular festival Sziget en la isla de Obuda. Si te gustan los festivales este debería estar en tu lista.

Inconvenientes

  • El turismo de masas vive su esplendor en verano.
  • Al no haber nieve la ciudad se ve más sucia que si la visitas en invierno. Los edificios históricos pierden algo de magia sin esa capa blanca por encima.
  • Olvídate del patinaje sobre hielo.

Entonces cuando voy a Budapest ¿lo hago en invierno o en verano?

Si después de analizar los pros y los contras no tienes claro si ir a Budapest en los meses más fríos del año o hacerlo cuando llega el calor, vamos a darte nuestra opinión.

Según nuestra experiencia creemos que hay pocas ciudades que merezcan tanto la pena ser visitadas en invierno como Budapest. Si no te importa combatir contra el frío, ponerte dos pares de calcetines, guantes y lo que haga falta, busca un vuelo entre noviembre y febrero y a disfrutar.

Si decides viajar a Budapest en verano también vas a llevarte a casa un recuerdo inolvidable. Los meses cálidos son perfectos para un viaje más largo en el que conocer otras partes de Hungría o países como Serbia, Austria y República Checa.