La Vucciria es un histórico mercado de Palermo en la isla de Sicilia. Es popular entre locales y turistas por sus productos frescos, restaurantes con comida callejera de calidad y bares para salir a beber algo a buen precio. Además, en sus paredes descuidadas destacan grafitis muy artísticos y una escultura histórica símbolo de la ciudad.

Está localizado a cinco minutos caminando del puerto y a diez de la famosa Catedral de Palermo. Quattro Canti también queda muy cerca. Sin duda es una gran opción para probar la comida siciliana en un ambiente distendido, salir a tomar algo y ver los grafitis y muestras de arte callejero que impregnan la zona.

Así es la Vucciria

Un letrero luminoso situado en la plaza de San Domenico indica el acceso a la Vucciria por la vía Macherronai. Esta callejuela es estrecha y está repleta de bares y restaurantes, pero también hay fruterías y tiendas de recuerdos que dejan un camino aún más estrecho por el que transitar. Es la calle más cuidada del mercado.

Igualmente aquí está el mejor lugar para salir tomarse unas cervezas o unos chupitos del mercado: la Taverna Azurra. Los precios van desde solo 1 euro. ¡Así que aprovecha y pide! El ambiente es fantástico con buena gente con ganas de pasarlo bien.

Tras caminar unos metros llegarás a la plaza Caracciolo, el lugar más importante del mercado. La Vucciria de Palermo gira en torno a esta plaza donde tanto se limpia pescado al aire libre como se sirve comida en los locales típicos italianos.

Aunque de día hay gente, por la noche es cuando el lugar realmente se llena y aparecen hasta músicos para amenizar el momento. Además de comida italiana y típica de la isla también puedes encontrar otras opciones más exóticas.

1. Origen del mercado

Al igual que el resto de la ciudad de Palermo, la Vucciria es un lugar caótico. Y el nombre le encaja al mercado como anillo al dedo ya que en el dialecto palermitano vucciria significa confusión. Confusión, caos, guirigay, batiburrillo, alboroto... todos sinónimos y adjetivos que perfectamente pueden definir este rincón siciliano.

Al mismo tiempo la palabra vucciria procede del vocablo italiano beccheria, que en español se traduce como carnicería. Precisamente este lugar nació en el siglo XII como lugar destinado a la matanza y la venta de carne. Hoy día lo que predominan son las mesas organizadas en terrazas, fruterías y pescaderías.

2. Plaza Caracciolo

La plaza rinde homenaje a Domenico Caracciolo, virrey de Sicilia entre 1781 y 1786. Él la construyó. Las parrillas echan humo desde el medio día hasta la noche y aunque el aspecto de la plaza es algo sucio la comida de los locales es elaborada y cuidada al detalle.

Además de las mesas de los restaurantes, hay varios futbolines para jugar y algunos grafitis en las paredes de los edificios antiguos que rodean a la plaza. Una fuente ocupa el centro de la misma.

Plaza Caracciolo de la Vucciria.

3. Giovanni Falcone, la mafia y la iglesia de la Vucciria

Como seguramente ya sepas, Sicilia es el lugar donde nació el grupo mafioso de la Cosa Nostra. Este clan estaba dominado por los corleonesi, llamados así por proceder de un pequeño pueblo del interior de Sicilia llamado Corleone. ¿Te suena el nombre? Si has visto las películas de El Padrino sabrás que es el apellido de los protagonistas. Como ves la película y la realidad están relacionados.

Pues en la plaza de San Domenico donde se encuentra el leterero de la Vucciria está la iglesia barroca de San Domenico y en ella descansa enterrada una figura fundamental de la lucha del Estado italiano contra la mafia. Se trata del juez Giovanni Falcone, asesinado por la Cosa Nostra en los años noventa por perseguir sus delitos.

El acceso a la iglesia es gratis y además de la tumba de Falcone hay obras de arte religiosas. La historia del grupo mafioso está inevitablemente ligada a la de la ciudad. Si quieres saber mejor cómo fueron los años duros de la mafia en Sicilia una buena idea es hacer el tour de la mafia por Palermo.

4. Grafitis y pintura

Grafiti de Marlon Brando como Vito Corleone (El Padrino) en la Vucciria.

Otro de los puntos de interés del mercado son sus grafitis. Las persianas metálicas de la mayoría de locales están pintadas con curiosos y llamativos dibujos. También es fácil verlos en numerosas calles de la zona.

De hecho toda Palermo es una mezcla de exquisitas y centenarias obras arquitectónicas, grafitis y edificios medio en ruinas por culpa de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Si quieres ver grafitis y pinturas de arte callejero en la zona del mercado, lo mejor es dirigirse hasta la plaza Garrafello en la via Garrafello. Desde aquí, tomando cualquiera de las calles que la cruzan verás una gran muestra de grafitis.

5. El Genio de Palermo

El Genio de Palermo es el protector laico de la ciudad. A diferencia de Santa Rosalía, que es la patrona cristiana de Palermo, el genio no está relacionado con ninguna creencia religiosa.

Su vinculación con la ciudad es tan antigua que se desconoce cuando comenzó, aunque la historia cuenta que se trató de hombre rico que naufragó en la isla hace mucho tiempo. Cerca del mercado hay una escultura suya del año 1483. Fue realizada en mármol de Carrara por Pietro de Bonitate.

Si desde la plaza Caracciolo tomas la vía Argentería pasarás por la sede del Instituto Cervantes de Palermo y justo al torcer la primera calle a la derecha (callejón Vicolo Paterna) se encuentra la figura del genio. No es la única escultura que la ciudad le dedica y también lo verás representado en algún grafiti de la Vucciria. Su fiesta se celebra el 12 de enero.

6. La Vucciria de Renato Guttuso

La esencia del mercado la captó perfectamente el artista italiano del novecento Renato Guttuso. Este pintor siciliano, nacido en el municipio palermitano de Bagheria, nos regaló una obra en la que este fantástico rincón cobra vida. Fue pintado en 1974.

Cuando él observaba la plaza Caracciolo del mercado desde la segunda planta del restaurante Shagai (hoy cerrado), la veía completamente cubierta por los toldos de pescaderías, fruterías y carnicerías. Su pintura refleja lo que había bajo esos toldos. Aunque hoy ha cambiado mucho y predominan los restaurantes y bares por encima de otros negocios, la experiencia sigue siendo igual de interesante.

La Vucciria, obra de Renato Guttuso.

Donde comer en la Vucciria

Lo más importante antes de elegir el lugar donde comer en la Vucciria es preguntar por el precio exacto de los productos si no hay un menú a la vista. A pesar de ser aparentemente un lugar un tanto descuidado sigue siendo muy turístico, por lo que dependiendo del local los precios pueden desmadrarse.

Consejo

Pregunta el precio antes de sentarte a comer y lleva dinero en efectivo por si no se puede pagar con tarjeta

Dónde salir en la Vucciria

Entre los callejones de este mercado palermitano hay varias lugares interesantes para tomar algo. Son pequeños pero interesantes:

Mapa

Quattro Canti es el cruce de caminos monumental que marca el origen del casco histórico de Palermo. En este punto de la ciudad se cruzan las calles Via Maqueda y Via Vittorio Emanuele y en cada esquina hay una espectacular fachada histórica construida durante el dominio del Imperio Español de Sicilia. De hecho el lugar se llama oficialmente plaza Villena, en honor al Marqués castellano de Villena que lo impulsó.

Las fachadas de Quattro Canti son barrocas y cada una de ellas tiene esculturas que representan a una de las antiguas cuatro patronas de la ciudad y de los barrios del centro de Palermo. A cada patrona le acompaña además, en los niveles inferiores de cada fachada, un rey español y una de las cuatro estaciones del año.

El entorno es maravilloso y está rodeado de palacios y lugares interesantes que ver en Palermo, como la Fuente Pretoria o el mercado La Vucciria. Además la Via Vittorio Emanuele lleva desde el puerto a la impresionante Catedral de Palermo. Sin duda este es el kilómetro cero del centro histórico de Palermo.

Así es Quattro Canti

A la plaza Villena (piazza Villena o Vigliena) todos los palermitanos la conocen como Quattro Canti. También hay quién llama a este lugar el Teatro del Sol (Teatro del Sole), ya que gracias a su disposición, desde que el sol sale hasta que se pone siempre hay al menos una fachada iluminada por el astro. Esto le da al lugar un aspecto teatral, emulando el foco de luz de un teatro.

Patronas y barrios

Las cuatro antiguas patronas de Palermo (ahora lo es Santa Rosalía) son el símbolo de los cuatro barrios del centro, que comienzan en las fachadas de Quattro Canti y se expanden a sus espaldas. Los cuatro barrios tienen como límite las calles Maqueda y Vittorio Emanuele:

Historia y arquitectura

Quattro Canti comenzó a edificarse en 1608 y se terminó en 1620. El diseño se inspiró en las Quattro Fontane de Roma, terminadas en 1593. Lo mandó edificar el V Marqués de Villena: Juan Gaspar Fernández Pacheco (nacido en Toledo).

El maestro inicial de obras fue el arquitecto florentino Giulio Lasso. En 1615 fallece y se encarga seguir la construcción del Quattro Canti al palermitano Mariano Smiriglio. Este decide cambiar la colocación de las estatuas. Sitúa en lo más alto a las santas y justo por debajo a los reyes. En el diseño original era al revés.

Tres niveles para los órdenes natural, Real y religioso

Cada una de las fachadas de Quattro Canti consta de tres niveles con esculturas que representan los tres órdenes de la vida en tiempos antiguos: el natural, el Real y el religioso o divino.

En el primer nivel hay una fuente por cada fachada en honor a los ríos Oreto, Kemonia, Pannaria y Papireto. Además en este nivel están las cuatro estaciones representadas por los dioses mitológicos Eolo, Venus, Ceres y Baco.

Más arriba quedan los reyes de la monarquía hispánica. Además de Carlos V están sus descendientes Felipe II, Felipe III y Felipe IV. En el tercer nivel quedan las santas católicas. Y justo arriba del todo hay escudos de la familia de los Austrias con el Águila de San Juan.

Consejo

Para identificar cada fachada lo mejor es localizar primero a Carlos V (primavera). Si vas girando en sentido de las agujas del reloj van apareciendo sus descendientes y el resto de estaciones del año
Canti de Carlos V y Santa Cristina en Quattro Canti
Canti de Carlos V y Santa Cristina en Quattro Canti.

Barrio de Albergheria (sur)

En la Alberghería está el mercado de Ballarò. Aquí también se encuentra el famoso Palacio de los Normandos, el Palacio Real y la Capilla Palatina, además del museo Palacio Conte Federico.

Barrio de Monte di Pietá (oeste)

En el Monte di Pietá se encuentra el Teatro Massimo, el Museo de Arte Contemporáneo del Palacio Risso. Por supuesto en este barrio encontrarás la Catedral de Palermo y el edificio del Tribunal de Palermo, donde está el pequeño Museo Falcone-Borsellino, dedicado a dos figuras de la lucha de la ley contra la mafia siciliana.

Barrio de Castellamare o Loggia (norte)

En la Loggia está el mercado de La Vucciria, el puerto de Palermo y el importante Museo Arqueológico Regional Antonio Salinas.

Barrio de Kalsa (este)

En este barrio de Palermo está la fuente Pretoria y museos como el palacio Mirto Casa Museo o el palacio Abatellis. Uno de sus límites es el paseo marítimo de la ciudad, con la espectacular Porta Felice dando la entrada al barrio en el lado opuesto a Quattro Canti.

Cómo llegar

La forma de llegar a Quattro Canti en transporte público es hacerlo en autobús. En la cercana Via Roma paran las lineas 101, 102, 103, 124 y N2.

Comer en Quattro Canti

Comer en Quattro Canti
Interior de Bisso Bistrot.

Un lugar que cualquier palermitano te aconsejaría para ir a comer en Quattro Canti es el Bisso Bistrot. Comida deliciosa a muy buen precio. Está en via Maqueda. Y es el primer local en esta calle bajo la fachada con la escultura de Felipe II.

¿Recuerdas que barrio comienza aquí? Te lo chivamos, es el de Monte di Pietá. Puedes ver su ubicación exacta en el mapa de abajo.

Aquí o en cualquier restaurante, una recomendación personal es el involtino de pez espada. Esta receta típica siciliana está deliciosa. Si quieres consultar su menú antes de ir puedes hacerlo aquí.

Mapa

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram