La ciudad con más bicicletas por metro cuadrado del mundo es conocida por sus museos de renombre, los tulipanes, el barrio rojo y los coffeeshops.