Playas, ciudades amuralladas, vida nocturna, parques nacionales y la tranquilidad de un destino que no ha sido explotado al máximo todavía.